"Bienvenidos a este Blog enfocado a la Guitarra Clásica"

Aquí podrás encontrar información sobre partituras de Guitarristas como de arreglistas que han transcrito y compuesto piezas a la guitarra clásica. También podrás hallar información sobre los eventos culturales que tienen cita en la ciudad de Villahermosa, Tabasco.

Qué esperas Suscríbete a mi Blog o a mi Twitter



Así no te perderás de estos eventos culturales además de enterarte de las piezas que son subidas a "Romanza para Guitarra Clásica."

Atentamente

Roger Miguel Méndez Morales

Les agradezco su colaboración dandole me gusta a esta publicación. Saludos!

domingo, 18 de marzo de 2012

La Guitarra en las manos de Paco de Lucia. Parte 2

"Uno es lo que es en su niñez, y yo en mi niñez a todas horas estaba rodeado de flamencos".

Paco de Lucía

En mi opinión el Sr. Paco de Lucia, a través de un comienzo muy temprano en la guitarra flamenca lo ha llevado a consolidarse como uno de los mejores guitarristas flamencos sino es que el mejor de los tiempos, pues aunado a su extensa trayectoria musical tocando con los principales cantaores exponentes del flamenco, actualmente se le ha catalogado como un virtuoso de este instrumento. Además podemos destacar los estudios de dos grandes escuelas que influyeron en su previa formación como concertista y llevar a perfeccionar su estilo y manera de ejecución: la del Niño Ricardo, considerado como una de las figuras más destacadas de la guitarra flamenca y el precursor más directo de Paco de Lucía, y la de Sabicas, a quien se considera como el máximo influyente en el desarrollo y perfeccionamiento de la guitarra flamenca como instrumento de concierto.



Paco de lucia ya mostraba dotes musicales sobre el instrumento cuando niño pues las costumbres de su familia les fueron inculcadas siendo Paco quien lo destaco a través de la guitarra. Aquellos aires Gitanos que despliega Paco en la guitarra se remontan a su niñez cuando recibió las primeras lecciones de guitarra de su padre y al que en muchas ocasiones escucho cantar entre las noches de farra y dolor. En decir que en cualquier sitio podía apreciarse los lamentos de los cantaores flamencos típicos de Andalucía y, ¿cómo despegarse de esa costumbre?, Imposible. en uno de las entrevistas que se le hicieron, Paco afirmo lo siguiente: "Uno es lo que es en su niñez, y yo en mi niñez a todas horas estaba rodeado de flamencos".

En 1961 conoció a Camarón, y según ha dicho alguna vez se enamoró de él para siempre. Recuerda aquella etapa como la más bonita de su vida. Con frecuencia juntos en gira el cantaor y él, "estábamos tocando y cantando a todas horas, noches enteras inventando cosas". Y grabando discos que ahora son más escuchados que nunca. Paco de Lucía siempre admiró al de la Isla más, quizás, que a nadie, porque representaba el ideal que hubiera querido ser él. "Yo nunca quería ser concertista, porque lo que me ha gustado desde que era niño era cantar. Pero era muy tímido, muy gordo, con mucho sentido del ridículo, y me escondí detrás de la guitarra. Soy un cantaor frustrado".

A comienzos de los setenta, el arte de Paco de Lucía había sido reconocido en el mundo. Tenía ya perfectamente definido su estilo, después de una primera etapa en que Nino Ricardo había sido su modelo fundamental y una segunda en que descubrió a Sabicas, Mario Escudero y otros, para ir después fijando su propia forma personal de tocar. En 1975 dio un concierto que hizo historia en el Teatro Real de Madrid, a partir del cual su consagración fue definitiva.

Su permanente inquietud innovadora ha recibido reproches de los vigilantes de la ortodoxia a ultranza. Ciertamente hubo un tiempo en que sus constantes aportaciones le convirtieron en el mayor revolucionario de la música flamenca. Él ha confesado que llegó a sentir miedo cuando se dio cuenta de que cambiaba con relativa frecuencia en su forma de tocar, hasta que un día comprendió que "haga lo que haga, mi sonido permanecerá siempre flamenco porque soy quien soy".




Desde entonces toca con más espontaneidad, permitiéndose libertades que poco antes ni hubiera sonado. Particularmente llamativas fueron sus tentativas de aproximación a otras músicas, que no sólo enriquecieron su arte sino que tuvieron decisiva influencia en el flamenco posterior. Tiene asumido, sin embargo, que nunca puede perder su identidad flamenca, y que precisamente en ella está su fuerza. No sabe música y todo lo ha aprendido a golpe de intuición. Reconoce carecer de técnica musical, pero en cambio tiene recursos que él mismo se ha inventado. "Lo que da fuerza y motiva mi manera de tocar es precisamente el hecho de ser flamenco, si no fuera flamenco no sería nadie"


Les dejo el link del
Manual de la guitarra Flamenca. Tomo II