"Bienvenidos a este Blog enfocado a la Guitarra Clásica"

Aquí podrás encontrar información sobre partituras de Guitarristas como de arreglistas que han transcrito y compuesto piezas a la guitarra clásica. También podrás hallar información sobre los eventos culturales que tienen cita en la ciudad de Villahermosa, Tabasco.

Qué esperas Suscríbete a mi Blog o a mi Twitter



Así no te perderás de estos eventos culturales además de enterarte de las piezas que son subidas a "Romanza para Guitarra Clásica."

Atentamente

Roger Miguel Méndez Morales

Les agradezco su colaboración dandole me gusta a esta publicación. Saludos!

viernes, 26 de octubre de 2012

BWV 1009 - Suite para Violonchelo solo n.º 3 en Do mayor


BWV 1009 Suite para violonchelo solo n.º 3 en do mayor. Preludio. arreglo a la guitarra clásica por John W. Duarte

De tonalidad clara y brillante, el preludio (3/4) de esta tercer suite, está construido mediante incesantes semicorcheas que adquieren su punto culminante en los compases 45-60, en los que J.S. Bach vuelve a utilizar el recurso de intensificación mediante la nota pedal (en este caso sol). La continua marcha de las semicorcheas se ve interrumpida ya casi al final del preludio por una serie de acordes secos seguidos de silencios.La allemande (4/4), a pesar de su compleja figuración, es de factura grácil y hasta jocosa.La courante (3/4), pieza muy virtuosa y veloz, adquiere fugaces momentos de tensión dramática poco antes de los últimos compases de cada parte, mediante rápidas modulaciones y figuraciones en intervalos de séptimas, terceras y quintas.La sarabande (3/4), de carácter noble y alejada del ensimismamiento de la sarabande de la segunda suite tiene su momento más hermoso en el compás 15, cuando se confirma una idea que se había apuntado en el penúltimo compás de la primera parte y penúltimo compás de la segunda, y que en el conclusivo vuelve a asomar.La primera de las dos bourrées (2/2), es uno de los movimientos de las suites más conocidos. Es fácil de recordar su amable melodía de carácter danzable.Y en la gigue (3/8) el virtuosismo de la courante vuelve a mostrarse con su faz más arrebatadora. El recurso de la nota pedal vuelve a ser utilizado para intensificar el material sonoro y para dar paso a un extraño pasaje que podría recordar a antiguas músicas hechas con zanfona o musettes.